29 sept. 2008

ECUADOR, la mitad del mundo. Agosto 1999.


La República del Ecuador está situada sobre la línea del Ecuador o paralelo 0º, que lo recorre de este a oeste, por lo que su territorio se encuentra en ambos hemisferios. Atravesado en el centro, y de norte a sur, por dos ramales de la cordillera andina, en los que se encuentran las mayores alturas: el Chimborazo, de 6.267 metros, y el Cotopaxi, de 5.987 metros, ambos volcanes activos. Esta inmensa cordillera divide el país en las Tierras Bajas de la costa, en el oeste, y la selva amazónica en el este.

Las islas Galápagos, bajo soberanía ecuatoriana, están situadas frente a la costa continental ecuatoriana, a 960 kilómetros al oeste de Guayaquil. Compuestas por seis islas, 42 islotes y algunos peñones, su superficie total es de 809.900 hectáreas, de las cuales casi 700.000 están declaradas parque nacional. Su paisaje es uno de los más desolados de la tierra, pero tiene un extraordinario valor biológico, pues aquí han sobrevivido, aisladas, numerosas especies que se han extinguido en el resto del planeta y otras que han evolucionado de manera totalmente distinta a las del continente.Su flora cuenta con 875 especies catalogadas, de las cuales 28 son endémicas. Sólo del galápago, que le da nombre, hay 14 subespecies. Además hay lobos marinos y focas y una sorprendente variedad de aves: desde pingüinos hasta pájaros tropicales.

En 1532 el conquistador extremeño Francisco Pizarro, acompañado de Almagro, llegó al Imperio Inca y sembró el pánico entre sus habitantes, que habían tomado a los españoles por dioses. Aprovechando la crisis en la que se hallaba sumido el Imperio, secuestró al Inca Atahualpa y lo ejecutó poco después. A pesar de los duros enfrentamientos entre conquistadores e indígenas, que se resistieron, los españoles avanzaron y fundaron ciudades como Quito, San Gregorio de Portoviejo y Guayaquil. El proceso de colonización de Ecuador trajo consigo la destrucción de la sociedad indígena. El castellano se impuso como única lengua de comunicación.

Las corrientes liberales en boga a principios del siglo XIX, que propugnaban la independencia de los pueblos, calaron hondo en las colonias españolas en América, deseosas de independizarse de la Corona española. Ésta llegó en 1822 tras el conflicto con la metrópoli dirigido por el libertador Simón Bolívar y la toma de Quito por Sucre, tras lo cual pasó a formar parte junto a Colombia y Venezuela de la Gran Colombia. La esperada estabilidad no fue tal, ya que pronto tuvo lugar una guerra con Perú por cuestiones fronterizas, y en 1830 la Gran Colombia se disgregó, surgiendo Ecuador como nación propiamente dicha.

Ecuador es una sociedad multiétnica y multicultural. La mayoría de la población es indígena, dominando los quechuas, que habitan sobre todo en la sierra.

El clima es caluroso y húmedo en la costa, fresco en los Andes y ecuatorial en la cuenca del Amazonas.

El dólar sustituyó al sucre como moneda oficial a principios de 2000.


La cocina ecuatoriana es rica y muy variada. Existen productos de todo tipo, desde pescados y mariscos hasta carnes, verduras, hortalizas y cómo no, frutas.

Las especialidades ecuatorianas más populares son los caldos o locros de verdura y gallina, el yaguarlocro, sopa de patatas con salsa, cuy, conejillo de indias asado a la leña o los platos a base de lechón asado. El seco es carne de ternera con arroz. Las humitas son choclos -mazorcas de maíz tierno- desgranados y molidos con huevo, queso rallado, mantequilla, azúcar y un poco de anís. Todos los platos van acompañados de tortas de maíz.En cuanto a pescado y marisco, encontrará numerosas cevicherías. Allí le servirán ceviche de pescado, de camarones o arroz guayaco, una especie de paella.

En bebidas, la cerveza, como Club, es económica y buena. Los rones suelen ser bastante fuertes, destacando el San Miguel. La chicha, aguardiente de maíz, es barato y no muy refinado.


Ecuador es un paraíso para los amantes de las compras por su rica y variada artesanía. Entre los productos típicamente ecuatorianos más apreciados están los sombreros de paja toquilla, conocidos popularmente como panamá. Un buen sombrero y los coloridos ponchos son las compras imprescindibles.


Los lugares más interesantes para visitar son: Quito, ruinas de Inga-Pirka, Ciudad Mitad del Mundo, Otavalo, Cuenca, Loja, Parque del Cotopaxi, Riobamba, etc. Y por supuesto, las Islas Galápagos, uno de los pocos lugares donde aún es posible mantener una relación directa con la naturaleza.




No hay comentarios: