15 abr. 2009

SOFÍA, sabiduría a los pies del Monte Vitosha. Abril 2009.

Sofía, la capital de Bulgaria, con más de 1 millón de habitantes, se halla a oeste del país a poco más de 50 km de la frontera serbia.
Los Tracios fundaron la ciudad, junto a unas fuentes termales y la llamaron Serdica. Más tarde, fue ocupada por los griegos, los romanos, los bizantinos, los turcos, los rusos... y en el año 1989, recuperó su libertad.
Situada a los pies del Monte Vitosha en una situación estratégica conectando el mar Adriático y Europa Central con los mares Negro y Egeo, o sea paso obligado entre Oriente y Occidente.

Paseando por las amplias avenidas de Sofia puedes observar arquitectura de diferentes estilos, tesoros de los tracios, mezquitas otomanas, sinagoga judía, iglesias bizantinas, bazar de las mujeres, bazar cubierto, fuentes termales, palacios barrocos, edificios socialistas y construcciones de diseño con plástico, acero y cristal.
Excelentes museos de historia (enclavado en el palacio del tirano Dimitrov, que se mantuvo 36 años en el poder), museo de arqueología, museo de iconos, etc.
Una amplia zona comercial por la avenida Vitosha, con marcas de primer orden y más barato que en Europa Occidental.
A escasos 15 km de la capital, se halla la iglesia de Boyana, una iglesia medieval ortodoxa, con importantes frescos en los murales y que fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1979.


La catedral de Alexander Nevsky de inspiración neo-bizantina, erigida por el pueblo bulgaro en agradecimiento a los 200.000 rusos que murieron el la guerra de liberación rusa-otomana y que dieron la libertad a Bulgaria.
Es la iglesia catedral del Patrica Ortodoxo de Bulgaria y caben 5000 fieles. Es una de las principales atracciones turísticas de Sofia. Tiene un museo de iconos en la cripta.
En los jardines anexos, se monta un mercadillo de antiguedades, de iconos, de artesanía, de objetos militares de los rusos y hasta de los nazis alemanes.
Iglesia de Svetia-Nedleya, catedral ortodoxa de estilo bizantino sufrió un atentado con bomba en 1925 y perecieron 126 personas. Situada en el centro de la ciudad, cerca de la mezquita otomana y de la sinagoga judía.
Para comer son recomendables, los restaurantes Pri Yafata, con comida tradicional bulgara y música folk en vivo. Si quieres algo más barato, puedes entrar en culquier restaurante Happy, cadena extendida por toda Bulgaria. No es comida basura y los precios son ajustados.

No hay comentarios: