15 feb. 2011

MADABA Y EL MONTE NEBO, lugares especiales.

Madaba , la ciudad de los mosaicos, se encuentra a 33 km al sudoeste de Ammán; es una ciudad cargada de historia bíblica. Fue conquistada por las tribus de Israel y luego reconquistada y reconstruida por Mesha, rey de Moab, en el siglo IX a.C. La ciudad vivió su esplendor durante la época bizantina, en la que los arzobispos encargaron la construcción de las iglesias y su decoración. En la actualidad, una importante comunidad cristiana (en su mayoría griega ortodoxa) vive en Madaba.

Para visitar: la iglesia de San Jorge, por su famoso mosaico que representa un mapa de Palestina, el Parque arqueológico, que conserva dos bellos paneles de mosaicos (no te pierdas el de la "sala de Hipólito")

; restos de la ciudad romana, así como cimientos de ricas residencias bizantinas y, por último, la iglesia de los Santos Apóstoles (578) que contiene un magnífico mosaico donde aparece, en el medallón central, la diosa del mar.
El monte Nebo (a 12,5 kilómetros de Madaba) es el lugar donde supuestamente se encuentra la tumba de Moisés. Se aconseja visitarlo por la mañana temprano (el lugar abre a las 07:00). El cielo aún permite contemplar las formidables vistas de la depresión del Jordán y el Mar Muerto, antes que la fuerte evaporación de sus agua suma el paisaje en una bruma espesa. A lo lejos, sobre las colinas de Judea, en ocasiones se divisa la zona alta de Jerusalén.
El memorial de Moisés, uno de los santuarios más venerados de Jordania, se compone de los restos de la basílica, edificada por los monjes en el siglo VI, que incluía edificios más antiguos. El coro pertenecía a la primera iglesia (de tres ábsides), edificada en el siglo IV, en memoria de Moisés. En el baptisterio-diaconicón se encuentra el mosaico más hermoso (fechado en 530) que ilustra escenas campestres (observa el detalle singular del personaje negro que tiene atado un avestruz).
Otro baptisterio presenta también un bonito mosaico en el que se alternan ovejas y árboles frutales, mientras que la capilla de la Theotokos, dedicada a la Madre de Dios, ha conservado un pavimento que representa gacelas, toros y símbolos cristianos.
El Monte Nebo es el legendario lugar donde Yahvé mostró a Moisés, la Tierra Prometida, tras 40 años de peregrinación por el desierto y cruzar el Mar Rojo. Es impresionante la vista sobre el Valle del Jordán, el Mar Muerto, el desierto de Judea, y la localidad de Jericó.
+ INFO: http://sp.visitjordan.com/Default.aspx?tabid=189

No hay comentarios: