16 feb. 2011

NEPAL, el techo del mundo.

 

Bandera de NepalEscudo de Nepal

Nepal se asienta sobre las cumbres del Himalaya meridional, lindando con China por el norte y con India por el sur; tiene las montañas más altas del mundo (superan los 8000 metros) abrazando las nubes, incluyendo los majestuosos Everest (8848 metros) y Annapurna. Además de sus cuatro cadenas montañosas (Colinas Chure, Mahabharat, Himalaya y los Tibetanos Marginales), Nepal también cuenta con vastas planicies al sur del país (no más de 700 metros.); valles fértiles en el centro, y desiertos de gran altitud en el norte.

Revestido por las mayores alturas del Himalaya, el reino de Nepal es una tierra de sublimes paisajes, sagrados templos, y con uno de los mejores espacios para el trekking (senderismo). Es un país pobre, pero rico en esplendorosos escenarios y tesoros culturales.

Nepal es un rectángulo de unos 600 por unos 200 km de ancho, con un área de 147.181 km2. Tiene 28 millones de habitantes. Su territorio está dividido en tres zonas: la montaña, las colinas y la zonas del Terai.

La región del Terai en la frontera con la India, es parte de la cuenca de los ríos Ganges e Indo.

La región de la colinas (Pahar, en nepalés) linda con las montañas, y su altura varía entre los 1000 y los 4000 m de altura. Dos cordilleras de baja altura, el Mahabharat (también conocido como el "Pequeño Himalaya") y la Cordillera de Churia, dominan la región. Este pequeño cinturón de colinas abarca el valle de Katmandú, el más fértil y urbanizado de los valles transversales.

La región de las montañas contiene el punto más alto del mundo, el Monte Everest (Sagarmatha en nepalés), en la frontera con China, alcanzando los 8848 metros. Ocho de las diez montañas más altas sobre la Tierra se ubican en el reino. El más grave problema de la zona es deforestación, que trae consigo la erosión y la degradación de los ecosistemas.

 

Archivo:Map of Nepal (es).png

La historia de Nepal empieza con los kiratis, que llegaron desde el este en el siglo VII o VIII a.C. Poco se sabe sobre ellos, más que su destreza como pastores y su tendencia a llevar cuchillos largos. Fue durante este periodo cuando el budismo entró por primera vez en el país; se dice que Buda y su discípulo Ananda visitaron el valle de Katmandú y permanecieron un tiempo en Patan.
Alrededor del año 200 a.C., el budismo decayó y fue reemplazado por el hinduismo, traído por los invasores de India del norte, destronando al último rey kirati. Los hindúes introdujeron el sistema de las castas (que aún perdura hoy) y asentaron el arte y la arquitectura clásica de Nepal.

Los ingleses les conquistaron y les recompensaron por su ayuda en las guerras contra la India. El rey Tribhuvan subió al trono en 1951 y formó un gobierno compuesto de nobles y miembros del recién creado Partido del Congreso Nepalí. Pero este pseudo-multipartidismo duró muy poco, y tras unas elecciones democráticas trucadas, el nuevo rey Mahendra decidió que un sistema «sin partido» era más apropiado para Nepal, concentrando todo el poder en él.

La corrupción y la apropiación indebida de ayudas económicas extranjeras continuaron hasta 1989. Los nepalíes, cansados de tantos años de tiranía y sufriendo el embargo comercial impuesto por la India, se manifestaron en una protesta popular llamada Jana Andolan o «el Movimiento del Pueblo», que fue seguida de meses de torturas, detenciones y violentas represiones que acabaron con la vida de cientos de nepalíes. Fue entonces cuando el rey Birendra admitió el multipartidismo democrático, un intento que se lleva con esfuerzo en un contexto de estrecha economía y de un altísimo índice de desempleo, de analfabetismo y de población.

Tras una guerra civil, el 28 de mayo de 2008, los miembros electos de la Asamblea Constituyente proclamaron la República. El nombre oficial es República Federal Democrática de Nepal.

La cultura nepalesa se encuentra influenciada por la cultura india por el sur y la tibetana por el norte. Se pueden apreciar varias similitudes en cuanto a vestimentas, forma de vida, lenguaje y comida. Una comida típica nepalesa consiste en el dal-bhat, lentejas servidas con arroz y otros vegetales.

El folclore es parte integral de la sociedad nepalesa. La rica tradición oral sirve para explicar el sistema de vida, la cultura y las creencias locales, basándose en cuentos contados de boca en boca acerca de amor, guerra, afectos, fantasmas y demonios. Muchas de estas historias son representadas en danzas y canciones.

La religión es la sangre que da la vida a los nepalíes. Oficialmente es un país hinduista, pero en la práctica, la religión resulta ser un sincretismo de las creencias hinduistas y budistas unidas en un panteón de deidades tántricas. El resto de la población, que no es hindú ni budista, está constituida por cristianos, musulmanes y chamanes.

Como viajando en el tiempo y sobre una alfombra mágica, Nepal sumerge a los viajeros en el sueño pasado de una ciudad de antiguas calles, flanqueadas por irregulares pagodas de varios techos, esculturas pétreas y cámaras cercadas por máscaras de temibles ojos, al tiempo que giran los molinillos de plegarias y yacen inmóviles los rollos de thangka y alfombras tibetanas. Cantos espirituales, esotéricos himnos tántricos y música nepalí, ya sea de un saringhi de cuatro cuerdas o las notas plañideras de una flauta, envuelven la atmósfera del país.

El otoño, de septiembre a noviembre, es la temporada ideal para el senderismo, pues a pesar de las bajas temperaturas, el clima es seco y el cielo raso. De todos modos, dada la irregularidad del relieve, no se puede hablar de una climatología general.

La producción artística y artesanal de Nepal es bella y variada. Entre la artesanía, destacan las antiguas pinturas budistas (thangka), los collares de cuentas, los brazaletes y collares hechos a mano, el «madal» (instrumento musical), las estatuillas de Buda de metal y las tallas de madera. Otros bonitos regalos son los pareos de Pashmina, hechos a mano; los jerseys de lana tejidos a mano; los pañuelos de seda manufacturados; los murales tradicionales; las camisetas de «batik»; los bolsos; y los productos hechos de papel de arroz (lámparas, calendarios, papel de envolver, cuadernos, etc.).

En mi viaje a Nepal, que era prolongación de Indial del Norte, visité Katmandú y su valle, Pokhara, Patán, Bhaktapur,Gorkha, etc.

Si estás en forma y amas el senderismo y la montaña, es recomendable hacer el Trekking del Anapurna, de nível intermedio.

Características técnicas del trekking:
  • Distancia aproximada del recorrido : 250km
  • Altura mínima: 900 metros
  • Altura máxima: 5400 metros
  • Duración del recorrido : entre 15 y 20 días
  • Etapa estándar: en torno a 10 km y 600 metros de desnivel ( de 4 a 6 horas de trekking diario)
  • Etapa máxima: En torno a 15 km. 1200 metros de desnivel en subida y 1400 de desnivel en bajada (de 8 a 10 horas de trekking)
  • Numero de días mínimo por encima de los 4000 metros : 2
  • Numero de días mínimo por encima de los 3000 metros : 7

Nepal es el país de los caminantes: pocos países ofrecen rutas tan perfectas para el trekking y el senderismo. Además, puedes disfrutar de naturaleza, gentes, arte, religiónes, etc.

+ INFO: http://www.nepal.es/turismo_sub.htm

No hay comentarios: