7 jun. 2011

MUNICH, capital mundial de la cerveza.

 

Múnich es la tercera ciudad de Alemania en habitantes y la capital de Baviera. Situada en el sur de Alemania, es una metrópoli especialmente próspera en la que están ubicados numerosos grupos empresariales internacionales como Allianz, BMW o Siemens.  Y, a pesar de todo, Múnich ha sabido preservar su agradable y acogedor carácter.
Sus vecinos están orgullosos de haber conservado su pasado histórico del que da testimonio una plétora de iglesias barrocas y palacios clásicos. También caracteriza esta ciudad la proximidad de los Alpes, cuyas faldas se extienden hasta pocos kilómetros al sur de Múnich, donde comienza el bello paisaje bávaro prealpino.

Múnich se encuentra cerca de los Alpes bávaros, en el centro de Europa, y está surcada por el río "Isar". La altitud sobre el nivel del mar es de unos 500 m.

La fundación de Múnich se remonta al año 1158. El privilegio de ciudad (civitas) data de 1214. En 1255,
Múnich se convierte en residencia cortesana. La ciudad fue ocupada por Gustavo Adolfo de Suecia en el año 1632, en la Guerra de los Treinta Años. Durante el reinado de Luis I  se levantaron
en Múnich edificaciones importantes como la Gliptoteca, la Vieja y la Nueva Pinacoteca, ampliaciones de la Residencia Real ("Residenz"), Loggia de los Generales, Arco de Triunfo, etc., que hacen de Múnich un importante centro cultural en Europa. Tras la II Guerra Mundial, Múnich se convierte en metrópoli económica y de medios
de comunicación de alcance internacional.

A visitar:

  • Marienplatz: Desde la fundación de la ciudad, la Marienplatz está considerada la plaza central de Múnich. El Nuevo
    Ayuntamiento, de estilo neogótico, domina este “centro neurálgico”, sede de festividades y actos políticos.
    En Carnavales se torna en zona de fiesta y durante el Adviento alberga el tradicional mercado navideño de
    Múnich. Y es, al mismo tiempo, centro y punto de partida de las principales calles de tiendas.
  • Parque Olímpico: Para acoger los XX Juegos Olímpicos de Verano en 1972 se construyó en el norte de Múnich un área deportiva de 3 km2 de extensión. La atrevida construcción de sus techos y la torre de 290 metros de altura se han convertido en modernos símbolos de la ciudad. Junto a los actos celebrados en el Estadio Olímpico y en el Pabellón Olímpico, el Parque ofrece también numerosas posibilidades de ocio y descanso. Un servicio propio para los visitantes organiza diferentes circuitos y visitas guiadas.
  • Allianz Arena: El nuevo Estadio Olímpico Allianz Arena, situado en el norte de Múnich, se inauguró en mayo de 2005 con
    los partidos de los dos clubes propietarios: FC Bayern y TSV 1860. Allianz Arena constituye ahora el centro del fútbol en Múnich, que hasta la fecha había sido el estadio olímpico.Archivo:Allianz Arena Pahu.jpg El estadio se caracteriza especialmente por un espectacular envoltorio formado por 2 874 paneles que pueden estar iluminados en blanco,
    rojo y azul.
  • El palacio de Nymphenburg: La antigua residencia de la casa Wittelsbach se ha convertido en un punto culminante, durante todo el año, del programa de visita de la ciudad. Cabe destacar el amplio parque del palacio, repleto de corrientes de agua, pequeños lagos y palacetes escondidos. La vasta construcción barroca se encuentra al oeste de Múnich y fue la residencia estival de los reyes bávaros. No solo llama la atención la amplitud de las construcciones
    de este impresionante conjunto barroco, sino también una serie de colecciones importantes.
  • La Vieja Pinacoteca exhibe la pintura europea de los siglos XIV a XVIII. Su colección ha adquirido fama mundial gracias a maestros como Dürero, Rembrandt, Rubens y Leonardo da Vinci.     En la Nueva Pinacoteca puede admirarse la pintura y la escultura europea del siglo XIX. La tercera Pinacoteca de Múnich, la Pinacoteca de Arte Moderno, se inauguró en septiembre de 2002 y está considerada como uno de los mayores museos del mundo de Bellas Artes de los siglos XX y XXI.
  • Museo Alemán: Fundado en el año 1903 por el ingeniero Oskar von Miller, el Museo Alemán es hoy uno de los museos
    técnicos y de ciencias naturales más importantes del mundo. Veleros, modelos atómicos, molinos, sondas espaciales, locomotoras de diesel, robots industriales, órganos, embarcaciones de salvamento marítimo…
  • Hofbräuhau s:La atracción más popular de Múnich y el restaurante de cerveza más conocido y mencionado en canciones
    ( "In München steht ein Hofbräuhaus..."). Cada día se despachan alrededor de diez mil  litros en la cervecería, los bares, la sala de fiestas y el merendero. La legendaria institución fue fundada en 1591 por Herzog Wilhelm V.
  • Viktualienmarkt: El mercado más grande de fruta y verdura goza de una larga tradición, su peculiar encanto se basa en una relación de estrecha vecindad entre productos autóctonos y exóticos. Una gran variedad de puestos invitan a tomar un refrigerio y en verano se llenan los merenderos a la sombra. Muy cerca se encuentra la Schrannenhalle,
    un animado recinto lleno de puestos con una extraordinaria oferta manufacturera, cultural y gastronómica.
  • Jardín Inglés: Con una superficie de 373 hectáreas, el Jardín Inglés es una de las áreas verdes metropolitanas más grandes
    del mundo. Dependiendo de la estación del año, este inmenso parque brinda un sinfín de actividades al aire libre: en verano se puede pasear a pie o en bicicleta por innumerables caminos o descansar en las muchas zonas de césped e idílicos merenderos. Los más conocidos son los que se encuentran en la Torre China, Seehaus, Hirschau o Aumeister. Merece la pena también visitar el Monopteros, con una vista impresionante de las torres de la ciudad, así como la Casa Japonesa del Té, donde se ofician con regularidad ceremonias de té.
  • Königsplatz: Diseño de plaza singular del clasicismo y una de las principales construcciones de la denominada “Atenas
    del Isar” Con motivo de una ampliación de la ciudad, Leo von Klenze diseñó en 1817 por encargo del rey Luis I una "plaza real".

Así se creó un monumento artístico antiguo que acoge la Gliptoteca de orden jónico, una colección de arte antiguo corintio y los propileos dóricos. La plaza no se terminaría de construir hasta el
año 1862 y fue testigo, durante el Tercer Reich, de marchas y manifestaciones políticas del partido Nazi.

  • Teatro nacional / Ópera: Importante casa de ópera clásica de aspecto monumental y brillantes interiores. Aquí reside una de las
    compañías de ópera más tradicionales y tiene un aforo de 2 100 visitantes. La rotonda de la sala está coronada
    por cinco gradas y el palco real. Durante la Segunda Guerra Mundial, las bombas solo dejaron en pie los muros del teatro, y fue necesario reconstruir su interior. La obra se concluyó en 1963.
  • Galería Lenbach: La casa Lenbach se construyó en el siglo XIX como mansión italiana (de estilo toscano) renacentista para el pintor muniqués Franz von Lenbach. La fama mundial del museo se debe a una colección única del “Jinete
    Azul” con obras de Paul Klee, Franz Marc, August Macke, Wassily Kandinsky y Gabriele Münter.
  • Residenz: La Residencia (Residenz) de Múnich estuvo construyéndose, ampliándose y reconstruyéndose durante
    cinco siglos. Este fascinante palacio reúne los recursos estilísticos del Renacimiento, del Barroco, del Rococó y del Clasicismo y está considerado como uno de los más fabulosos de Europa.

El interior de la Residencia coincide prácticamente con el Museo. Forman parte de este complejo arquitectónico, entre otros, la Casa Real en la Plaza Max-Joseph, la Residencia Maximiliana, la Sala de Fiestas, la Iglesia de Todos los Santos, el Marstall y el Teatro Cuvilliés.

  • Odeonsplatz: Con esta imponente calle de estilo clasicista, Luis I quiso subrayar el carácter real de Múnich.Calle dedicada
    a las ciencias, la Ludwigstrasse es una de las creaciones viales más monumentales y generosas dels iglo XIX.

  La plaza está enmarcada por la barroca Iglesia Theatiner, el clásico Pórtico de los Mariscales (Feldherrnhalle), la monumental Ludwigstrasse y las obras de la Residencia.

  • Frauenkirche :Con sus cúpulas bulbiformes, que pueden divisarse desde lejos, la iglesia catedralicia gótica “dedicada a nuestra querida señora” es el símbolo inequívoco de Múnich.  Terminó de construirse en 1488 y destacan sus dos impresionantes torres de 99 metros de altura coronadas por cúpulas bulbiformes. Merece la pena
    visitar también el grandioso interior de ladrillo, de estilo gótico tardío, así como el legendario “golpe del diablo” (Teufelstritt) de la entrada.

En Munich, hay 2 eventos importantes que hay que visitar:

  1. Fiesta de la Cerveza: La “Oktoberfest”, la Fiesta de la Cerveza de Múnich, es la fiesta popular más grande del mundo y sus orígenes
    se remontan a las bodas del príncipe heredero, que sería el rey Luis I de Baviera, y la princesa Theresa de Hildburghausen en el año 1810. Cada año acuden a esta fiesta unos 6 millones de visitantes que consumen 6 millones de litros de cerveza y, entre otras cosas, más de 400.000 salchichas de cerdo. Las seis grandes fábricas tradicionales de cerveza de Múnich están presentes en la Fiesta de la Cerveza con grandes carpas. La más amplia, la Hofbräuhaus, tiene capacidad para unos 10 000 visitantes.
    En la Fiesta de la Cerveza trabajan más de 12.000 personas. En el imponente lugar de la fiesta, la Theresienwiese, se montan innumerables espectáculos y atracciones de todo tipo y, sobre todo para los niños,
    toda una serie de nostálgicos caballitos y barracas.
  2. Mercado navideño: El mercado navideño tradicional de Múnich se celebra en la Marienplatz, donde los puestos se iluminan con las luces de un gigantesco árbol de Navidad. Diariamente, a las 17.30 horas, puede oírse música navideña del balcón del Ayuntamiento.

Su proximidad a los Alpes y su ubicación en uno de los paisajes más hermosos de Europa hacen de Múnich el punto de partida idóneo para realizar muchas excursiones. Desde Múnich se pueden hacer excursiones
de un día a numerosos destinos idílicos: desde los pintorescos lagos al sur, pasando por las ciudades medievales al norte y al oeste, hasta los mundialmente famosos castillos reales.

El castillo Neuschwanstein: El famoso rey de leyenda, Luis II, hizo construir este castillo a partir de 1868. Erigido 200 metros sobre el valle y encaramado sobre un aislado peñasco, se encuentra el castillo a solo 1 hora y media de Múnich.

El escudo de la ciudad muestra en color plateado un monje benedictino con el hábito negro de contorno dorado y zapatos rojos. En la mano izquierda sostiene un libro de juramento y levanta la derecha para hacerlo. Y es que Munich, proviene de ciudad de monjes.

Muenchen Kleines Stadtwappen.svg

+ INFO: http://www.dw-world.de/dw/article/0,2144,775203,00.html



No hay comentarios: