8 may. 2013

MALTA, esencia del Mediterráneo.

Malta es un pequeño archipiélago situado en el sureste europeo y compuesto por tres islas: Malta, Comino y Gozo. Se halla en pleno mar Mediterráneo, a 93 kilómetros al sur de Sicilia y a menos de 300 kilómetros al este de las costas de Túnez.

Flag of Malta.svg     File:Coat of arms of Malta.svg
Malta es la isla más grande de todo el archipiélago. Su clima, de inviernos suaves con escasas lluvias y veranos muy secos y calurosos, contribuye a la poca vegetación de la isla. En su interior, se mezclan pequeñas colinas con extensas superficies planas; mientras en la costa se hace más escarpada, con peligrosos acantilados y playas rocosas. El punto más alto de la isla es el monte Ta' Dmejrek, de 253 metros de altitud.
En la isla de Gozo, que tiene más vegetación, predominan los acantilados. Comino también es un islote rocoso, aunque de aguas más cálidas y transparentes.

En 2013 tenía una población de casi 500.000 habitantes con una distribución de 1.262 hab./km², la más alta densidad de población entre los países de la Unión Europea.

Debido a su situación estratégica, ha sido gobernada y disputada por diversas potencias a lo largo de los siglos. Desde 1964 es independiente y en 2004 se adhirió a la Unión Europea.P1000322

Aparte de Ulises el héroe de la Odisea, el más célebre visitante de Malta ha sido el Apóstol San Pablo, que llegó a la isla en el 60 d.C. y convirtió a sus habitantes al cristianismo.
Pasaron muchos siglos hasta que la tranquilidad de la isla se vio perturbada de nuevo. Esta vez, por las invasiones del 870 de los árabes del norte de África. En el año 1090 la isla cayó bajo el dominio de Sicilia, periodo que abarcó 400 años.
En 1530, el emperador Carlos V donó la isla a los Caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén y, bajo su mandato, fue fortificada ante los continuos ataques de los turcos. Uno de esos fuertes acabó convirtiéndose en la capital, Valleta.
En el siglo XIX Francia y Reino Unido se enfrentaron por el control de Malta. Finalmente, ésta acabó como colonia de los británicos.P1000160
Durante la II Guerra Mundial Malta fue una gigantesca base naval y fue sometida a duros bombardeos. El archipiélago constituyó un punto estratégico fundamental para la invasión de Italia por los aliados.
En 1964 obtuvo la independencia de Reino Unido. La isla pretendía un acercamiento a Europa, y éste se fue realizando de forma paulatina, hasta culminar el 1 de mayo de 2004, cuando Malta entró como miembro en la Unión Europea.P1000117

Lo primero que llama la atención de Malta es que encontramos ciudades con nombres tan dispares como Valletta, Mosta, Mdina, Rabat, Birzebbuga, Saint Julian, Sliema o Victoria. Es decir, prácticamente todos los pueblos que han pasado por allí han dejado una fuerte impronta que aún conservan los malteses.
Los malteses, gentes muy religiosas, celebran las fiestas de sus santos con gran fervor. En estas fechas los ciudadanos se echan a la calle y comen el dulce típico del país, un caramelo duro con avellanas en su interior.P1000134
El catolicismo es la religión mayoritaria, llegando a condicionar la legislación del país, donde es ilegal el aborto y el divorcio. Las iglesias son los edificios más grandes de todos los pueblos y ciudades del país.

La cocina maltesa está muy influenciada por los pueblos que se establecieron en las islas a lo largo de los siglos: desde los árabes, italianos y españoles, hasta los franceses y británicos.
Como es de esperar en una isla, el pescado fresco es un clásico de la dieta del país. El lampuki, (dorada) cocinado con verduras, es una buena elección.
En cuanto a las carnes, el conejo podría decirse que es la comida nacional maltesa. Puede degustarse guisado -stuffat tal-fenek-, o bien probar el conejo con ajo al vino.
Una perfecta combinación de verdura y pan local son las denominadas bruschettas: rebanadas de pan bañadas en aceite de oliva untada con tomate y sobre las cuales se pone una mezcla de atún, cebolla, ajo, tomates y alcaparras.
La cercanía de Italia se percibe en la variedad de pizzas y por los platos de pasta con diversas salsas como la timpana, macarrones de queso y huevo. Mientras que de origen turco son los pastizzi: masitas de hojaldre rellenas de una especie de requesón. La cerveza local, Cisk es suave y  el Kinnie es
una bebida no alcohólica que se elabora con naranjas, hierbas aromáticas y especias

Malta es un destino ideal para pasar una semana disfrutando de baños en sus cálidas aguas e impregnándose de historia y cultura.

P1000105

Mi viaje a las islas maltesas fue en el puente de mayo de 2013 y durante 5 días visité Valletta, La Cotonera,  Mdina & Rabat, Marsaxlokk, isla de Gozo, Marsaskala, Hagar Qim, Ggantija, Azure Windows, Blue Grotto, Mosta, Sliema, St. Juliens, Buggiba, etc.image

+ INFO: http://www.elmundo.es/viajes/2004/35/1100545768.html

No hay comentarios: