17 mar. 2015

ABERDEEN, la ciudad del granito.

Aberdeen es llamada a menudo “la Ciudad de Granito”, de verde y de docks marinos. Es un puerto muy famoso y una región industrial a la vez, en el siglo XIX aquí empezaron a extraer granito, por esto la mayor parte de monumentos y edificios antiguos fue construida de él. Además es el centro universitario, aquí se sitúa el colegio real de medicina de Inglaterra y el famoso colegio de Mirchal.Aberdeen harbour

Una de la curiosidades más bellas es la Catedral Episcopal de San Andrés construida en el año 1817. Primeramente el edificio fue erigido en el estilo gótico, pero después de múltiples restauraciones su aspecto se transformó, aparecieron elementos del clasicismo y barroco.

El mejor sitio para pasear y reposar al aire libre es el centro de Aberdeen, donde está el parque “Duty”. Es un complejo pintoresco de naturaleza con estatuas, fuentes, estanques y macizos de flores. Una parte del parque está dedicada a flores y se llama “El jardín de invierno”, aquí se pueden encontrar flores de diferentes formas y colores.  Los aficionados a la pintura seguramente estarán interesados en una excursión por la galerías de arte de Aberdeen, donde se presenta la exposición de obras de unos pintores muy conocidos y una colección de artículos de plata y utensilios. La curiosidad arquitectónica más famosa es el castillo de Aberdeen que está a 15 km de la ciudad. Es un complejo amplio que incluye varias construcciones antiguas, rodeadas por un parque grande.

A pesar de que Aberdeen tenga el estatus de ciudad industrial, anualmente lo visita una enorme cantidad de turistas. Un paseo por la ciudad os causará un verdadero placer , ya que en su territorio se han conservado muchas curiosidades interesantes. Cerca del centro de la ciudad se sitúa la universidad de Aberdeen que fue fundada en 1860. Antes en su lugar se encontraba un colegio, ya que desde el fin de siglo XV, la ciudad tenía fama de ser un gran centro de estudios. Un establecimiento de instrucción aún más antiguo es el instituto de Roberto Gordon, cuya apertura se celebro en 1775. La universidad y el instituto se sitúan en unos hermosos edificios históricos. Tenéis que visitar también el colegio Marschal College,un edificio lujoso de granito cuya construcción fue finalizada a mediados del siglo XIX . Hoy parte de las salas del colegio son adoptadas para convertirse en museos: uno etnográfico y otro arqueológico.

 

El mejor lugar para los paseos y caminatas es la calle Union, a lo largo de la cual se sitúan unas mansiones antiguas y hermosas. Las fachadas de las casas son adornadas con el acabado de granito abrillantado, cuyo yacimiento fue descubierto en Aberdeen hace cinco siglos. Además de los hermosos monumentos arquitectónicos es posible encontrar aquí unas tiendas y restaurantes interesantes que siempre están llenos de gente y abiertos hasta altas horas de madrugada, los jardines son un lugar de descanso preferido no sólo por los habitantes del lugar, sino también por los turistas. Es muy popular entre ellos el jardín Invernal (Winter Gardens), cuyo objeto expuesto más interesante es el cactus que "habla". Ese jardín grande esta dividido en algunas zonas temáticas, en su territorio hay un invernadero grande, y un jardín japonés, hecho según el estilo tradicional, y una pared de flores.

Hay algunas curiosidades religiosas en la ciudad, y la Iglesia de San Nicolás se considera la más brillante de ellas. La primera construcción fue elevada a mediados de siglo XVIII. Y en 1838 una ala oriental fue agregada al edificio. Así, la iglesia moderna consiste de dos partes – La Oriental y La Occidental. A pesar de que esas dos partes sean construidos en  estilos diferentes arquitectónicos, la catedral parece muy armoniosa. Durante el paseo por la ciudad los turistas pueden descubrir una multitud de tiendas de anticuarios interesantes, que también se consideran un atractivo de la ciudad.

Como la tercera ciudad más grande de Escocia, la próspera Aberdeen ofrece al visitante toda una gama cualitativa de compras, desde los modernos centros comerciales hasta las pequeñas tiendas minoristas. Esto, en combinación con unos restaurantes y pubs de ambiente y una amplia gama de espectáculos culturales, la convierte en un lugar verdaderamente cosmopolita.

Aberdeen es también la puerta de entrada al Deeside Real, el precioso valle del río Dee, donde el príncipe Albert construyó el Castillo de Balmoral como residencia de verano para la reina Victoria, a mediados del siglo XIX. La zona fue el marco para la historia de la reina Victoria y su fiel siervo, John Brown, relatada en la película galardonada con un Oscar, Mrs Brown.Balmoral Castle

Ruta de los Castillos: En la parte más baja de Deeside, entre Banchory y Aberdeen, se encuentran los espléndidos castillos y jardines de Drum y Crathes. Tan numerosas y variadas son las grandes casas y mansiones fortificadas de la zona, que las señales de la ruta de los castillos (Castle Trail) conducen al visitante a las mejores entre las mismas. Una de ellas es el Castillo de Huntly, al norte, unas magníficas ruinas con unos impresionantes detalles arquitectónicos y paneles heráldicos.The ruins of Tolquhon Castle, Aberdeenshire

La Ruta del Whisky: Y al norte del río Dee hallará numeroso lugares interesantes. Desde Deeside se puede seguir una carretera preciosa, que atraviesa las agrestes montañas y brezales de las Grampians, hasta Tomintoul. Este pueblo, el más alto de las Tierras Altas, está en la singular ruta del whisky (Malt Whisky Trail). Se trata de un recorrido señalizado que incluye siete famosas destilerías, cada una con sus propias instalaciones informativas.

+ INFO: http://sobreescocia.com/2011/10/11/viaje-a-aberdeen-guia-de-turismo/

No hay comentarios: