19 ene. 2017

DINDEFELO Y PAÍS BASSARI, rincones remotos.

Según el programa de viaje, estos días teníamos las visitas de:

Día 8 Wassadou - Dindefelo

Las polvorientas pistas nos conducirán hasta el misterioso País Bassari. Desde la aldea de Dindefelo, haremos una pequeña caminata hasta la espectacular cascada, con una caída de 100 metros y una profunda poza en la que podremos refrescarnos bajo la imponente presencia de la cordillera de Futa Djalon, a pocos kilómetros de la vecina Guinea.

 

  Después de un largo trayecto por carretera desde Wassadou, atravesando el parque nacional de Niokolo Koba, viendo monos, aves, etc. llegamos a Dindefelo.

 

    

La aldea de Dindefelo (al lado de la montaña, en lengua peul), fundada a comienzos del s. XX, está rodeada por una cadena montañosa, que durante la estación lluviosa se cubre con un manto verde. A 35 km. de Kedougou y a menos de 10 km. de Guinea, la cascada de Dindefelo era tradicionalmente un lugar cultural (allí se hacían los rituales de circuncisión) y místico (muchas leyendas). Hoy día, es frecuentada por los aldeanos y turistas. Nosotros nos bañamos, el agua no estaba muy fría, pero los senegaleses decían que en diciembre ellos no se bañaban.

     

P1000647 

Nos alojamos en un campamento, gestionado por un GIE (grupo interés económico) y los beneficios son para mejorar las condiciones de vida de los habitantes de la aldea.Con cabañas sencillas con techos tradicionales, los aseos y duchas están fuera de los bungalós.

Allí conocimos a Koldo, un viajero en moto, que venía recorriendo el país a su bola. Echamos alguna cervecita e incluso algún chupito de JB, mientras nos contaba sus andanzas.

Al día siguiente:

Día 9 Dindefelo - Trekking Aldeas Peul y Bedik - Kedougou

Tras un buen desayuno, un vehículo 4x4 nos trasladará a través de una carretera de polvorienta tierra rojiza hacia la aldea Peul de Ibel, donde realizaremos un pequeño trekking por caminos de singular belleza. Subiremos hasta la aldea Bedik de Iwol, donde nos recibirá el jefe para relatarnos las costumbres y rituales más ancestrales de esta etnia. Seguiremos hasta Kedougou, ciudad encrucijada de etnias procedentes de Guinea, Gambia y Senegal, y capital del País Bassari.

Los bassari son un pueblo africano que vive en Senegal, Gambia, Guinea y Guinea-Bissau. Su población total es de entre 10.000 y 30.000 personas. La mayor parte de los bassari se concentran en ambos costados de la frontera entre Senegal y Guinea, al sur de la región senegalesa de Kedougou. Esta área se conoce a partir de su expresión en francés como país bassari, o liyan en el idioma bassari.

Los bassari hablan el idioma tenda, o-niyan.La mayor parte de los grupos bassari son animistas, existiendo una minoría significativa de cristianos (tanto católicos como protestantes). Muy pocos bassari son musulmanes. Tienen estrechas relaciones con los fula, quienes se ubican localmente en las colinas cercanas de Fouta Djallon.

Los bassari viven de la agricultura de subsistencia en su inmensa mayoría, cultivando arroz, mijo, cacahuetes y fonio. También migran a las ciudades y pueblos de Senegal y Guinea en la estación seca para buscar trabajo asalariado, utilizando el dinero que obtienen para comprar mobiliario, ropa y otros productos necesarios.

        P1000665

  Comenzamos la ascensión a la aldea Iwol, no demasiado empinada y con descansos en el camino, se hacia llevadera.

Iwol es un poblado de animistas, religión que tiene por creencia venerar cualquier cosa que provenga del mundo natural, como el agua, las rocas o simplemente una montaña, dándoles alma a cada uno de ellos. Además del animismo, en algún que otro poblado ya es posible ver alguna que otra incursión de la religión católica, y no musulmana como la mayor parte del país, pero por el momento no parece que tenga éxito entre los ancianos y si pero de forma aislada entre los más jóvenes.

P1000682       P1000658  

 

Iwol, es posiblemente la aldea más bella del País Bassari. Con multitud de pequeñas chozas, rodeada de baobabs y escondida en la montaña es el típico lugar que tiene algo, tal vez diría magia, ya que fue capaz de “obligarnos” hacer una pausa de varias horas bajo sus ceibas. Nos recibió Jean Baptista, que era el jefe del poblado, y hacía de alcalde, de maestro, de juez, de médico, etc. Nos contó la historia de la aldea y nos enseñó todo el poblado. Incluso fuimos a la escuela y cantamos con los niños.

Las mujeres conservan una antigua tradición: Cruzan en su nariz, una espina de puerco espín. Para ellas, es un símbolo de belleza.

P1000661    

 

P1000667

+ INFO: http://www.viajaporlibre.com/blog/senegal-el-remoto-pais-bassari/

 

No hay comentarios: