29 dic. 2007

TINERGHIR & GARGANTAS DEL TODRA. Abril 1996


Tinerhir: Encajonado entre el Atlas y el macizo desértico de Jbel Sarhro, el Dadés corre hacia el oeste por la desolada hammada camino del río Draá y las arenas de Zagora. Hacia el este, el curso del Todra encuentra el del Ziz y busca también las dunas de Merzouga. 
 Para llegar a ellas hay que pasar antes por Boulmane Dadés y por el extenso palmeral de Tinerjir. Las dos poblaciones son el punto de partida de senderistas y escaladores para adentrarse en las profundas gargantas del Todra y el Dadés.

Ciudad perteneciente a la región de Souss Massa Draa, provincia de Ouarzazate, situada en el valle de los oasis presaharianos, delimitado al norte por el Alto Atlas y al sur por el Jbel Saghro. Con una población aproximada de unos 80.000 habitantes.
Tinghir en un principio centro administrativo, agrupa actualmente a una serie de douars o adwars (poblados) repartidos en las dos márgenes de un gran palmeral de más de 30 Km. de largo que se extiende al sur de las gargantas del río Toughda, una de las puertas naturales que comunican el Atlas con el Sahara. 
 El río, que desciende del Alto Atlas entre altas paredes de roca caliza, aporta al palmeral el agua suficiente para que mediante estrictos turnos de riego alimente las numerosas parcelas cultivadas que consiguen dar fruto para alimentar la ciudad, no sólo gracias a este agua, sino también a la valiosa sombra que aportan las palmeras protegiendo así otros cultivos del fuerte sol, alfalfa para los animales, maíz, trigo, higueras, albaricoques, hortalizas, olivos…
Dunas y ríos. Es recomendable atravesar el desolado Jbel Sarhro con sus increíbles formas geológicas hasta el valle del Draá. El camino es una llanura cubierta de acacias que recuerda estampas sahelianas. 
En el Draá, el palmeral prospera durante kilómetros hasta que el río desaparece en el subsuelo y sigue su curso para aparecer cientos de kilómetros más allá en el Atlántico.


Gargantas del Dadés. Cercanas a la localidad de Tineghir, en el alto Atlas, son uno de los lugares naturales más bellos del país. Esta población se alza en medio de un oasis rodeado de montañas y cubierto de extensos palmerales. La carretera se desliza al fondo de un desfiladero entre paredes verticales. Desde Tineghir se pueden iniciar una serie de excursiones hacia el alto Atlas y visitar varias alcazabas.

Gargantas del Todra: De roca caliza que se encuentran en el extremo norte del palmeral de Tinerhir,al pie de la cordillera del Alto Atlas Oriental. Poco a poco este palmeral se va estrechando a medida que las palmeras y resto de cultivos van desapareciendo, las paredes que lo delimitan van alargándose hasta llegar a más de 300m de altura que en su punto más estrecho no llega a los 10m.de anchura. El río que desciende del Atlas con aguas cristalinas desaparece filtrándose a través de las grietas de las paredes de roca caliza y aparece en su contacto con materiales impermeables a modo de manantial. A uno de estos manantiales llamado "de la fertilidad", acuden mujeres de toda la zona para asegurarse la descendencia. Estas paredes son frecuentadas por escaladores de muchos países que disfrutan de largas vías, que casi en cualquier época del año gozan de un clima maravilloso.
+ INFO: http://viajarpormarruecos.blogspot.com.es/2008/07/gargantas-del-dades.html






No hay comentarios: