26 dic. 2008

AMBERES, la ciudad del diamante. Agosto 1996.


Amberes, en pleno corazón de Flandes, es una ciudad que ha sabido combinar su rico pasado con una importante actividad comercial y un ambiente moderno lleno de locales nocturnos, cafeterías, cervecerías y restaurantes que garantizan una buena oferta de ocio. 

Un paseo por Amberes ha de comenzar por la Grote Mark o plaza mayor, con la fuente Brabo en el centro y rodeada de edificios gremiales del siglo XVI con techos a dos aguas y llenos de pináculos y ventanales entre los que destaca el Ayuntamiento. se estructura tomando como centro la Grote Markt, Plaza Mayor, en cuyo centro se encuentra la Fuente Brabo. En una esquina la catedral de Nuestra Señora alberga importantes obras de más famoso hijo de Amberes, el pintor Rubens, como su 'Descendimiento'. La casa del maestro, la Rubenshuis, posee el encanto de conservarse casi intacta desde el siglo XVII, pudiendo visitarse el estudio donde trabajaba Rubens. Buenas pinturas flamencas pueden verse también en la iglesia gótica de San Pablo, con lienzos de Rubens o Van Dyck. 

Los amantes de las compras no deben dejar de visitar el Meir, un conglomerado de calles peatonales repletas de comercios de lo más variado entre edificios de distintos estilos y épocas, como los modernistas de la calle Waterloo. 

 Además de su buena colección de museos, especialmente de pintura, los que se lo puedan permitir o los curiosos pueden echar un ojo a los comercios del distrito de los diamantes. El comercio de tallado y venta de estas gemas comenzó en el siglo XVI y ha convertido a esta ciudad belga en uno de los principales puntos de venta de estas piedras preciosas. Sin embargo, que nadie se espere lujosas joyerías; la mayoría de talleres son por fuera de lo más vulgar. 

 Amberes, antiguamente conocida como Antuerpia (Antwerpen en neerlandés), es una ciudad situada en Bélgica que posee 466.203 habitantes (2007). Su gentilicio es "amberino/na". 

El nombre de la ciudad proviene de la leyenda de Silvio Brabo, cuya estatua puede verse en Grote Markt (Plaza Mayor). La leyenda cuenta que un gigante llamado Druoon Antigoon habitaba el río, cobrando un peaje a los barcos que quisieran pasar. Si un barco no pagaba, el gigante cortaba la mano del capitán y la arrojaba al río Schelde (Río Escalda). Un día, un Centurión Romano, cansado ya, cortó la mano del gigante y también la lanzó. De ahí surge el nombre de Amberes (Antwerpen), Ant = Mano, Werpen = Lanzar. 

 El siglo XV marca el inicio del desarrollo económico de la ciudad, que se convierte en uno de los centros comerciales más importantes del Norte de Europa: a mediados del siglo XVI, los impuestos recaudados por la Corona española en el puerto de Amberes igualaban a los ingresos por las minas de plata de Potosí.

Es la ciudad donde Pedro Pablo Rubens desarrolló gran parte de su formación y trabajo, y donde vivió los últimos años de su vida. El artista se ha convertido en símbolo de la ciudad, es fácil encontrar en calles y plazas estatuas y referencias a él. 

En lo referente a vida nocturna, Amberes es una ciudad muy animada dado que es una de las ciudades universitarias más importantes del país. El centro está repleto de bares donde se puede degustar, entre otras muchas, la cerveza propia de la ciudad, De Koninck.

Uno de los mejores lugares para disfrutar de la cultura de bar belga es Kassa4, en Ossenmarkt. También, junto a la catedral en la calle que la bordea por la izquierda está el bar más antiguo de la ciudad que ofrece una carta de cervezas con más de 150 variedades diferentes.

Otra visita interesante es la zona portuaria próxima al centro histórico donde se pueden ver distintos tipos de embarcaciones tanto de transporte como de recreo, en una exposición libre situada en antiguos almacenes. 

Si hay algo que no podemos dejar sin visitar en nuestra estancia en Amberes es el Real Museo de Bellas Artes de Amberes. El museo, fundado en 1810, aloja una gran colección de pinturas, esculturas y dibujos que abarcan desde el Siglo XIV hasta el XX. Esta colección es representativa de la producción artística y del entusiasmo por el arte en Amberes, Bélgica y en los Países Bajos, tanto del Norte como del Sur, desde el siglo XV.

La Iglesia de Santiago (Sint Jakobskerk) es otro de los monumentos a visitar, ya que Amberes era una de las etapas importantes en el Camino de Santiago desde los Países Bajos.

 

+ INFO: http://www.enbruselas.com/amberes.php

http://www.flandes.net/ciudades_de_arte/amberes/

No hay comentarios: