29 dic. 2008

HOLANDA, el país de las flores. Agosto 1996.









El nombre del  país, Nederlanden («Tierras bajas»), se debe a que una parte del norte y oeste del territorio del país se encuentra por debajo del nivel del mar.     Frecuentemente, este país es conocido, por el nombre de su región
 histórica más influyente o relevante, Holanda, situada en la parte occidental del país. Su idioma también es conocido tradicionalmente, por extensión, como holandés, aun cuando su nombre oficial es neerlandés.
Los Países Bajos están situados en el noroeste de Europa y limitan al norte y oeste con el mar del Norte, al sur con Bélgica y al este con Alemania.
El país constituye una de las zonas más densamente pobladas del mundo y es uno de los estados más desarrollados: en 2007 estaba situado en el noveno lugar en cuanto a desarrollo humano según Naciones Unidas.
Los barcos holandeses cazaban ballenas, comerciaban con especias en la India e Indonesia y fundaron colonias en Nueva Amsterdam (hoy Nueva York), Sudáfrica y las Indias Orientales Holandesas. El mayor asentamiento neerlandés en el extranjero fue la Colonia del Cabo.

Además, algunas colonias portuguesas fueron conquistadas, principalmente en el nordeste de Brasil, Angola, Indonesia y Ceilán. Debido a estos desarrollos el  s. XVII lleva el sobrenombre de la Edad de Oro de los Países Bajos. 
La Compañía Holandesa de las Indias Orientales, fundada en 1602, obtuvo el derecho exclusivo sobre el comercio con Asia; podía firmar tratados con otras potencias y declarar la guerra. 
 Los Países Bajos forman una monarquía constitucional y sus políticas liberales han llamado la atención mundial particularmente en el área de consumo de drogas, prostitución y eutanasia.
El Estado además se caracteriza política y socialmente por reformar instituciones como la familia y permitir con ello la entrada de nuevas maneras de convivencia social tales como el matrimonio del mismo sexo, la prostitución, la clonación, la eutanasia y el uso de drogas recreacionales.
Amsterdam es la capital del país y uno de los destinos más visitados por los turistas. La población utiliza la bicicleta como medio de transporte preferente. Los lugares más relevantes para visitar son el museo Van Gogh, el Rijksmuseum y la casa de Ana Frank.
 En el resto del país los destinos más frecuentes son La Haya (Den Haag), capital administrativa de los Países Bajos, Rotterdam con el Europoort, el puerto más grande de Europa y segundo del mundo, Gouda con su mercado de queso que se celebra todos los jueves, Maastricht, ciudad más antigua de Los Países Bajos junto con Nimega y las localidades de  Utrecht y Groninga.
En el año 2007, Países Bajos tiene una población de 16.570.000 habitantes y un PIB de 30.174 EUR per cápita. La esperanza de vida es de 79,1 años. El 99% de la población esta alfabetizada. El promedio de hijos por mujer es de 1,66. Los Países Bajos presentan una de las densidades de población más altas del mundo.
Durante el periodo gótico y renacentista los Países bajos comenzaron a experimentar un desarrollo artístico notable, sobre todo en pintura. En el plano intelectual, Erasmo de Rotterdam, nacido en los Países Bajos tuvo gran influencia en la vida cultural de su país y de Europa durante el s. XVI. Posteriormente y en su honor se otorga desde 1958 el Premio Erasmus en el campo de las humanidades, ciencias sociales y las artes.
La pintura barroca holandesa es burguesa, dominando los temas de paisaje, retratos y vida cotidiana, con la figura de Rembrandt como su mejor exponente. En esta «Edad de Oro neerlandesa» del siglo XVII también destacaron Vermeer, Van Gogh y Mondrian.  La cocina holandesa se caracteriza por el consumo en grandes cantidades de pan y patatas. Es muy popular una tostada redonda untada con manteca: el beschuit, que se suele comer como desayuno, con diferentes sabores y que se emplea en diferentes celebraciones. También es famoso uno de los platos nacionales, el Erwtensoep que básicamente es una sopa de guisantes.
Son populares los quesos, entre los que destacan el GoudaEdam y Leyden. Muchas de las ciudades en el este tienen sus propios quesos, algunos de ellos distinguibles sólo por el sabor y por su apariencia exterior.
Uno de los deportes más importantes del país es el ciclismo. Jan Janssen y Joop Zoetemelk son los únicos neerlandeses que han ganado el tradicional Tour de Francia.
 Los productos más característicos que se pueden adquirir en los Países Bajos son jades, objetos de marfil, antigüedades, porcelana de Delf, quesos y pescados ahumados. Los mejores puntos para adquirir estos productos son los mercados al aire libre, sobre todo en los meses de buen tiempo, ya que además de poder comprar ofrecen la oportunidad de disfrutar de un ambiente sumamente agradable.

No hay comentarios: