11 dic. 2009

TURQUÍA, puerta de Oriente.

Turquía es la puerta de entrada a Oriente. Debido a su posición estratégica, ubicándose a medio camino entre Europa y Asia así como

entre tres mares, Turquía ha sido una encrucijada histórica entre las culturas y civilizaciones orientales y occidentales.

A la caída del Imperio Romano de Occidente (Roma), la ciudad de Bizancio (Constantinopla) fue la capital del Imperio Romano de Oriente (Bizantino) que duró un milenio. Fue un bastión del cristianismo, y contribuyó a defender Europa Occidental de la expansión del Islam. Fue uno de los principales centros comerciales del mundo, estableciendo una moneda de oro estable que circuló por toda el área mediterránea. Influyó de modo determinante en las leyes, los sistemas políticos y las costumbres de gran parte de Europa y de Oriente Medio, y gracias a él se conservaron y transmitieron muchas de las obras literarias y científicas del mundo clásico y de otras culturas. En el siglo XV (1476) se produjo la conquista de Constantinopla y comenzó el Imperio Otomano.

Turquía es una república, cuyo sistema político fue establecido en 1923 bajo el liderazgo de Atatürk, tras la caída del Imperio Otomano como consecuencia de la 1ª Guerra Mundial.

El Estado Otomano, comúnmente llamado Imperio Otomano, fue una potencia imperial, ubicada en su mayor parte alrededor de la ribera del Mar Mediterráneo, y cuya existencia temporal abarcó el periodo entre 1299 (s. XIII) y 1922 (s. XX).

En el cénit de su poder en el siglo XVII, este imperio incluía toda la península de Anatolia, Oriente Medio, extensiones del Norte de África, la mayor parte de los territorios del sudeste de Europa: Los Balcanes, Grecia, Bulgaria y Rumanía.

Al final de la 1ª Guerra Mundial, perdió gran parte de su territorio, surgieron nuevas naciones y se configuró el nuevo estado turco, que comprende la península de Anatolia (en Asia) y Rumelia (en Europa).

Con 800.000 Km2 y 75 millones de habitantes, su capital oficial es Ankara, aunque la ciudad más grande e importante es Estambul.

La cocina turca goza de fama mundial. El efecto de las diversas culturas que conviven en la sociedad turca puede apreciarse en la cocina del país, en la que se pueden encontrar especialidades realmente sabrosas, mezcla de hierbas y especias del país.

A destacar, el ayran (mezcla de yogur con agua), el kebab (tiras de cordero asado), el baklava (hojaldre con pistachos), el raki (anís seco), el café turco, etc.

Lo esencial de Turquía: Estambul, Ankara, Capadocia, Pammukale, Efeso, Pérgamo, Antalya.

Turquía ha sido, desde siempre, una zona de tránsito entre Oriente y Occidente. Así, todos los pueblos que han habitado sus tierras han dejado un enorme legado cultural que hoy se hace patente en diferentes ámbitos culturales, como la danza, la música o la literatura.

A pesar de ser un país laico, el 99 % de la población es islámica y las mejores mezquitas del mundo están en Estambul y se pueden visitar.

He viajado 2 veces a Turquía, en 1988 y en 1998. Lógicamente, el país ha evolucionado mucho, pero aún así, Estambul y Turquía en general, son destinos turísticos muy importantes y bien merecen una visita a este país.

+ INFO: http://www.turquia.net/index.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Turquia


video: http://www.youtube.com/watch?v=eqYba4BXrA4

No hay comentarios: