6 feb. 2010

NAPOLES, o el sur también existe.

Nápoles es, después de Roma y Milán, la tercera ciudad en importancia del país. Es el centro cultural y comercial del sur de Italia. Sus orígenes se remontan a los griegos y, a lo largo de los años, la ciudad se ha visto enriquecida por los múltiples monumentos que pueblan sus calles.

Las ruinas de Herculano y Pompeya se encuentran cerca de Nápoles y son dos lugares de imprescindible visita. Pompeya, destruida por la erupción del cercano Vesubio, es el ejemplo más impresionante de ciudad romana. También el volcán, con sus 1277 metros de altitud, es un buen lugar de visita. La extraordinaria panorámica que ofrece sobre Nápoles y su bahía merecen realmente la pena.200px-Napoli_and_Vesuvius

Nápoles es famoso por ser una de las ciudades más peligrosas de Europa, a causa de su notable pobreza (32 %) y a causa de su fuerte índice de criminalidad y de paro. Cada año, se producen muertos a causa de las guerras de clanes en el seno de la mafia local, la Camorra. En 2008, la película italiana " Gomorra " de Matteo Garrone, se trata de los diferentes problemas de la ciudad causados por la mafia e incluido el índice fuerte de criminalidad, en gran parte causado por la guerra de los clanes y así como a la corrupción muy presente en el seno de los elegidos locales. Sin embargo, la ciudad atrae a muchos turistas y su centro histórico está declarado Patrimonio de La Humanidad. 

La pizza es un plato típico de la cocina napolitana, en su forma básica, es un pan plano, generalmente de forma circular, cocinado en un horno con fuego de leña unos 2 ó 3 minutos y cubierto por diversos ingredientes.

Polichinela, un personaje clásico del teatro, es de origen napolitano. Pulcinella (en italiano) es la expresión del “pobre”, de quien es “maltratado” y tiene un hambre atávica e insaciable. Parece ingenuo, inexperto, un poco “tonto” pero en realidad es un hombre de mil recursos: con la simpatía logra arreglárselas incluso en las situaciones más difíciles.

 210px-Spaccanapoli2

Nápoles posee una historia muy agitada, colonia griega, romana, española (el virreinato de Nápoles duró 200 años)hasta la llegada de los Borbones (1734) que gobernaron el Reino de Nápoles hasta el 1860, año de la Unidad de Italia. 

Nápoles hay que vivirla: estar dentro de ella para saber cómo es: vivaz, desorganizada, con imagen caótica, pero dentro de ese caos mantiene un cierto orden, ya que sus propios habitantes se crean sus propias reglas: sólo hay que conducir por las calles de Nápoles para comprender esto...aunque al principio te crea confusión, poco a poco te habitúas.

Algunos de los edificios más relevantes que se pueden visitar son: Castel Nuovo, la antigua residencia de los reyes napolitanos; el Palazzo Reale, que posee una fachada de 168 metros de longitud; el Teatro San Carlo; la iglesia de San Francesco di Paolo, que tiene 34 columnas de mármol; Castel dell’Ovo, que data del siglo XII; Santa Anna dei Lombardi; el Palazzo Gravina, considerado como el palacio más bello de Nápoles; el Museo Arqueológico Nacional, donde se exhiben objetos hallados en Herculano, Pompeya y otras excavaciones y la Cartuja de San Martino, situada debajo del castillo de Sant’Elmo.

 

+ INFO:

http://www.infoaventura.com/reportaje.asp?Id=188

http://www.italyguides.it/it/napoli/napoli.htm

http://www.elmundo.es/motor/2001/MV198/MV128-16.html

No hay comentarios: