13 jul. 2011

RECIFE, la Venecia brasileña y OLINDA, sabor holandés.

Recife es la capital del estado de Pernambuco, en Brasil. Con una población de 1,55 millones, está situada en la costa del noreste del país.
Recife es la capital más antigua de todo Brasil, fundada en 1537. Esta ubicada en la costa noreste del océano Atlántico, la ciudad cuenta con varios canales y puentes en la zona del casco antiguo colonial (Recife Viejo - corazón histórico de la ciudad), la razón principal de su encanto y el nombre de Venecia Brasileña con la que se conoce a la ciudad. El casco antiguo contrasta con los rascacielos de la ciudad moderna. También cuenta Recife con hermosas playas al sur.Recife, capital del Estado de Pernambuco, es la capital más antigua de Brasil, fundada en 1537.

 
El área alrededor de Recife fue una de las primeras zonas de Brasil en ser colonizada por los portugueses. En 1537, cuando el rey Juan III de Portugal dividió Brasil en Capitanías Hereditarias, no todas ellas prosperaron, la de Pernambuco fue una de la que si tuvo éxito, en parte debido a la introducción de la caña de azúcar por parte del administrador colonial Duarte Coelho Pereira. Los portugueses en un principio utilizaron a la población nativa como mano de obra para las plantaciones de caña de azúcar, pero luego recurrieron a la importación de esclavos del áfrica negra.

Desde 1580 hasta 1640, por la Unión Peninsular, los reinos de España y Portugal se unieron bajo la corona española. España, que entonces estaba en guerra con las Provincias Unidas de los Países Bajos, decidió cerrar los puertos brasileños a los holandeses, que eran los principales distribuidores del azúcar de Brasil en Europa, entonces éstos, decidieron ocupar varias ciudades brasileñas productoras de azúcar. Entre 1630 y 1654, Recife quedó bajo el dominio holandés, pasando por importantes transformaciones culturales, económicas y sociales. El arquitecto Pieter Post fue el responsable del trazado de la ciudad de Maurisstad (Recife) dotándola de puentes, diques y canales a semejanza de Amsterdam.


El carnaval callejero de Recife está considerado como uno de los mejores carnavales de todo Brasil. La fiesta es celebrada durante 3 días con ritmos y músicas típicas de la región.
Cuenta con excelente infraestructura turística. La playa de Boa Viagem es la más frecuentada, debido a sus aguas tranquilas.

Es interesante visitar:
Iglesia de San Antonio (1606)

Iglesia do Carmo, (1663)

Museo de Barro

Festival da Ciranda

Isla de Itamaracá - ruinas de Vila Velha y el Fuerte Orange -

Parque Histórico de Guararapes.

Barrio de Recife:
Área donde nació Recife, conocido como el "antiguo Recife". Este casco viejo de la ciudad es el marco original de la historia de la ciudad. Es interesante conocer las construcciones centenarias de valor arquitectónico incalculable.
 

A visitar en el Barrio de Recife:

Sinagoga Kahal Zur Israel. (Siglo XVII).

Torre Malakoff. (Siglo XIX).

Fuerte de Brum. (1630).

Basílica y Convento N.S do Carmo

Capilla Dorada

Catedral de Sao Pedro dos Clérigos. (1782).

Iglesia de N.S do Rosario dos Homens Pretos

Museo del Hombre del Nordeste

Instituto Ricardo Brennand

Museo de la Ciudad

Fundación Gilberto Freyre.


En el Estado de Pernambuco y a sólo 7 kilómetros de Recife, se encuentra Olinda, nombre que refleja la belleza de esta ciudad. Olinda es una ciudad colonial levantada sobre siete colinas en las cuales resaltan tesoros de arquitectura barroca, tanto holandesa como portuguesa. Olinda se caracteriza por sus antiguos museos, iglesias, y escenarios antiguos. También conserva parte de su trazado urbano colonial de villa. Todo esto fue el motivo por el cual la UNESCO la declaro Patrimonio Cultural de la Humanidad.
 Según cuenta la historia, en 1535 el hidalgo portugués Coelho, gobernante de la Capitanía de Pernambuco, se encontraba en la búsqueda de un lugar para fundar una población. Encontró una colina con un puerto natural protegido por arrecifes y una vista increíble al mar y exclamo: “Oh, linda colina para levantar una villa!”.
La villa de Olinda comenzó a reconstruirse en 1654, tras la expulsión de los invasores. Hoy es reconocida mundialmente como una de las ciudades coloniales mejor conservadas de Brasil.
 

Mucho se ha preservado hasta la actualidad, como por ejemplo su trazado urbano original, las antiguas iglesias barrocas y el caserío. A pesar de su apariencia provinciana, la vida en Olinda es muy atractiva. Posee un gran interés cultural: los edificios coloniales están plagados de artistas, estudiantes y bohemios, oficinas de arte y un artesanado auténtico.

Olinda es anfitriona de una de las fiestas más animadas de Brasil: el carnaval de Olinda. No solo los habitantes de Olinda, sino también turistas de todas partes recorren las angostas calles bailando al compás del maracatu y frevo, ambas danzas folklóricas típicas de Brasil. En el carnaval de Olinda no faltan como parte de la diversión los populares muñecos gigantes y los tradicionales blocos de troça. En esos días Olinda se convierte en una gran muestra de la cultura popular del lugar
.

Olinda es una ciudad para ser recorrida caminando por sus callecitas admirando al mismo tiempo sus antiguas iglesias, museos y escenarios en los cuales en otras épocas se llevaron a cabo las batallas entre holandeses y portugueses. La arquitectura se combina con el fondo azul del mar y el verde de la vegetación.
 
* INFO:
http://www.exitrecife.com.ar/

            
http://www.pousadapeter.com.br/olinda_3.htm

No hay comentarios: