30 dic. 2012

BARCELOS, el gallo de Portugal.


A orillas del río Cávado, Barcelos es una ciudad alegre y risueña como las gentes de la región del Minho. Monumento ao galo

Si te gustan las fiestas y romerías - la fiesta de las Cruces es una explosión de luz, color y tradición; si te gustan los mercados, todos los jueves se celebra uno donde podrás encontrar de todo: hortalizas, orfebrería, ropa del hogar, objetos en hierro, vajillas y...buenos manjares. Y todo el mundo queda encantado con las figuras llenas de color e imaginación de su artesanía.

La villa fue regalada por el rey D. Dinis al primer Conde de Barcelos en 1298. Si se entra por el puente gótico que atraviesa el río, se ve enseguida todo el casco urbano de la época medieval: las ruinas del antiguo palacio de los Condes, más tarde Duques de Braganza, que se impone al paisaje, la iglesia Matriz, el Rollo de piedra. En la explanada que se abre ante el palacio está ubicado un interesante Museo Arqueológico al aire libre.

Fíjese muy especialmente en la Cruz de Piedra del Señor del Gallo, que cuenta en un bajorrelieve la leyenda del gallo, que Barcelos ha adoptado como símbolo.

“El gallo negro, salpicado de corazones, flores y circulitos de colores, es el protagonista de una de las mas conocidas leyendas del país y sus figuras se venden por todas partes, en varios tamaños, como copia del que hay en el Padrao do Galo, monumento situado junto a la ciudad de Barcelos, a las orillas del río Cavado, en la provincia de Porto.
Dicha leyenda, como cualquiera de las muchas que existen, cuenta que un padre e hijo fueron acusados falsamente de un robo. El hijo fue condenado a muerte, sustituyendo a su padre voluntariamente en el castigo, éste, marchó de peregrinación a Santiago y con el tiempo, a su regreso, decidió pasar por el trágico sitio donde su hijo fue ahorcado, pero cual fue su sorpresa de que su hijo seguía vivo, ya que el Apóstol Santiago, ante tal injusticia lo estuvo sosteniendo por los pies durante todo el tiempo que tardó en ir y volver de Compostela.
Avisado el alguacil, se río diciéndole que su hijo estaba tan vivo, como el gallo asado que él se iba a comer. Ante esos hechos, el gallo se puso a cantar, demostrando así la inocencia de ambos”.
El cuerpo del gallo es negro, ya que según la leyenda estaba asado cuando se produjo el milagro que le dio su fama.
Hoy el Gallo de Barcelos es el símbolo nacional de Portugal y significa: Serenidad, Fe, Confianza y Honor.Galo de Barcelos

En la casa solariega de los Pinheiros busque un viejo de grandes barbas grabado en la piedra. Es el "Barbadão", clamando venganza contra un caballero del Palacio de los Duques que deshonró a su hija.

De las antiguas murallas queda en pie una robusta torre del homenaje, un bello espacio donde está situada la Oficina de Turismo. Dé un paseo por el agradable jardín de sabor barroco y visite la iglesia "Bom Jesus da Cruz". Es un templo muy elegante, que mezcla en su exterior la piedra oscura del granito y el blanco de la cal que tan bien armonizan con las formas barrocas.

+ INFO: http://www.minube.com/que_ver/portugal/norte/barcelos

No hay comentarios: