16 dic. 2012

BRAGANZA, capital de Tras.os-montes.

Braganza o en portugués, Bragança es una ciudad en la región de Tras-os-montes, sobre las faldas de la sierra de Montesinho, en la altiplanicie de noroeste de Portugal. A  unos 30 km de la frontera española, es una ciudad con muchos estudiantes y que rezuma un sabor medieval. La ciudad portuguesa de Braganza

Hay que visitar:

  • Praça da Sé . En el centro de esta plaza se levanta un crucero que fue construido hace más de trescientos años. Frente a esta, se encuentra la Iglesia de la Catedral. Su fachada es simple pero posee un portal renacentista de influencia barroca. En su interior, un retablo de una entalladura dorada y un arco triunfal.
  • El Castelo de Bragança, situado en el mismo Centro Histórico de Braganza forma parte de un conjunto amurallado que consta de quince torres y tres puertas.imageimage

Y por último destacar las calles estrechas que salen de la Plaza de Armas (más conocida como Ciudadela), en las que se pueden descubrir cómo eran las típicas casas medievales.image

  • El Domus municipalis, construcción de plano irregular, achaparrada, sorprendente por su originalidad. Es un monumento único del románico peninsular.image

    Consta de una cisterna y una sala superior que debió ser zona de reuniones del concejo local. Se dice que éste es el ayuntamiento más antiguo de Portugal.

    La bella sala está caracterizada por la sucesión de pequeñas ventanas que le dan cierta luminosidad y a lo largo de la pared lleva corrida una bancada de piedra que habría de servir para las reuniones de los “homens-bons” medievales.

  • La iglesia de Sta. María, al lado del castillo, en la parte más elevada de la ciudadela, cuya torre, sencilla, blanca y humilde, destaca en el paisaje de la zona.
  • San Vicente de Braganza

En el casco de la ciudad baja está la iglesia de San Vicente, de origen románico, que se detecta en el ábside, pero reconstruida en el siglo XVIII.

Lo más interesante de esta iglesia no es su recargado presbiterio barroco ni su bóveda, sino la leyenda que se cuenta.

Inés de Castro era una dama castellana que acompañó a la infanta Constanza de Castilla, cuando ésta viajó a Portugal para casarse con don Pedro, hijo del rey Alfonso IV. Los amores tormentosos entre Inés y don Pedro han llenado páginas de historia y literatura. Alfonso IV ordenó el asesinato de la joven y su hijo se sublevó sin éxito.

Cuando heredó el trono vistió el cadáver de Inés de ropajes reales y le puso la corona, obligando a la nobleza a prestarte homenaje, antes de enterrarla de nuevo en un monasterio.

La tradición dice que don Pedro e Inés de Castro se casaron en esta iglesia de Braganza.

Muy próximo a Bragança se encuentra el Parque Natural de Montesinho. que es una de las áreas protegidas más grandes de Portugal, al reunir un conjunto de ecosistemas y paisajes humanizados de interés nacional,  visible para la integración armoniosa de la actividad humana y la naturaleza. Tiene una superficie de cerca de 75.000 ha que, con cerca de 8.500 habitantes repartidos en 89 aldeas en los distritos de Braganza y Vinhais. Está situado en el centro de la Tierra Fría Transmontana, la integración de dos hermosas montañas - el Montesinho y la Corona.

Otra buena razón para visitar Bragança.

+ INFO: http://www.turismo-braganca.com/es/ciudad/guiaciudad

 

 

 

 

 

No hay comentarios: