30 dic. 2012

OPORTO, la capital del norte.

Con casi dos millones de habitantes, Oporto es la segunda ciudad de Portugal. La cercanía con España, a 2 horas de autopista desde Vigo, la hace un destino turístico muy atractivo para los españoles, incluso para una escapada de fin de semana.P1000973
La ciudad, situada junto a la desembocadura del rio Duero, es un lugar muy especial: Tal vez sea ese aire de decadencia que la invade o la vida que se respira en ella. Junto con sus elegantes barrios y villas señoriales se contraponen las estrechas calles y los viejos callejones, que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.imageimage
Es ciudad para recorrerla andando, disfrutando por sus callecitas llenas de historia y nostalgia. Un paseo al atardecer junto a la ribera del Duero, visitar el Mercado de Bolhao o probar sus dulces vinos, famosos en el mundo entero.image
Historia: Oporto, la ciudad que ha dado nombre al país, antiguamente Cale, era una aldea celta junto a la desembocadura del rio Duero, a la que los romanos añadieron un puerto, “Portus Cale”, origen del topónimo Portugal.
Invadida por los visigodos en el año 456, por los árabes en 716 y reconquistada por el rey Alfonso I de asturias. En 1096 Alfonso VI de Castilla casó a su hija Teresa con Enrique de Borgoña y les cedió el condado portucalense, con capital en Oporto. Su hijo, Alfonso Enríquez fue coronado rey de Portugal en 1143.
En 1394 nació en Oporto, Enrique el Navegante, que impulsó la navegación marítima. Los descubrimientos enriquecieron Portugal que se convirtió en el centro del comercio marítimo europeo y Oporto tuvo una época muy dinámica y se puso a la cabeza de la industria portuguesa de construcción de barcos.
En el siglo XVIII, la ciudad experimentó un gran cambio, llenándose de bellos edificios neoclásicos y barrocos. El motor de la pujanza económica fue el desarrolló de la industria vinatera, gracias a los ingleses que exportaron su famoso vino por todo el mundo.
Oporto es una ciudad liberal y progresista, que vive del comercio y ha tenido muchas insurrecciones para salvaguardar su libertad. En 1820 acabó con la monarquía absolutista y estuvo con los liberales. En 1890 se construyó el puerto de Leixoes que impulsó el crecimiento económico de Oporto y en el siglo XX con la República la ciudad se transformó.image
Hoy día, Oporto mantiene su fama de ciudad trabajadora, abierta y acogedora.
Oporto trabaja, Braga reza, Coimbra estudia y Lisboa se divierte.  Según un conocido dicho portugués.
A VISITAR:

  • Iglesia y Torre de los Clérigos, es la torre más alta de Portugal y símbolo de la ciudad.
  • Catedral de la Sé de Oporto, en la parte alta de la ciudad, es el edificio religioso más importante y de visita imprescindible.
  • Mercado do Bolhao, para apreciar la esencia de Oporto.
  • Estación de San Bento, con bonitos azulejos en su interior, de visita muy recomendable.
  • Palacio de la Bolsa, del siglo XIX y estilo neoclásico.
  • Iglesia de San Francisco, de interior barroco muy ostentoso.
  • Librería Lello e Irmao, uno de los lugares más bonitos de la ciudad. Con escaleras y estanterías de madera, repletas de libros.
  • Casa de la Música, construida en 2001 por la capitalidad europea de la cultura, de corte vanguardista.
  • Jardines del Palacio de Cristal, en la parte alta de la ciudad.
  • Plaza de la Libertad y Rua Santa Catarina, centro de la ciudad y zona comercial.
  • Ribeira, junto a la orilla del rio y con el famoso puente Luis I, es la mejor zona para pasear y comer en Oporto.
  • Vila Nova de Gaia, donde se encuentran todas las bodegas de vino de Oporto.
     
    Oporto una ciudad con muchas cosas que ver y comprar, como una botella de vino de Porto y tomarte un café y un dulce en el Café Majestic, decadente lugar pero con mucho encanto.
    INFO: http://www.revistaiberica.com/rutas_y_destinos/portugal/oporto/index.htm

VIDEO:

No hay comentarios: