28 nov. 2008

EL CAÑÓN DEL PATO Y LAS RUINAS DE CHAVÍN. Agosto 1999.


El Cañón del Pato es un impresionante accidente geográfico donde los caprichos de la naturaleza han sido bien utilizados por el hombre. Debido a la erosión de las torrentosas aguas del río Santa las rocas graníticas de las cordilleras Blanca y Negra se aproximan a menos de cinco metros de distancia. En ese lugar se han construido túneles y la Central Hidroeléctrica del Cañón del Pato, una de las más importantes fuentes generadoras de energía eléctrica del país.
Es la continuación del Callejón del Huaylas.

Su tramo más espectacular tiene unos 3 km, en los que la garganta del cañón mide escasamente 12 m y sus paredes suben verticalmente más de 60 m, para continuar ascendiendo hasta los cinco miles. A lo largo del cañón corre la carretera que une las ciudades de Chimbote y Huaraz, construida sobre la desaparecida línea del ferrocarril. En su trayecto se han practicado 46 túneles.



Chavín de Huantar es un sitio arqueológico ubicado en la provincia de Ancash. El lugar tiene una elevación de 3.177 metros sobre el nivel del mar, entre la cadenas montañosas andinas de las cordilleras Negra y Blanca. Este centro mágico-religioso fue construido aproximadamente en el año 327 a. C. Sus muros son de piedra y sus estructuras piramidales. A pesar de no ser el sitio arqueológico más antiguo, ni el más grande, ni el más vistoso del Perú antiguo, se le consideró como un centro de peregrinación.
La construcción presenta una compleja red de caminos y túneles de piedra únicamente iluminados por haces de luz que penetran a través de ductos estratégicamente dispuestos. En su interior aún pueden apreciarse el Lanzón Monolítico, piedra tallada de cinco metros de altura en la que se observan feroces divinidades y monstruosas figuras antropomorfas, y las Cabezas Clavas, especie de centinelas enclavados en las murallas de la construcción.
Fue proclamado Patrimonio de la Humanidad en 1985.

No hay comentarios: