26 nov. 2008

HUANCHACO y los caballitos de totora. Agosto 1999.



El nombre de Huanchaco viene de Guaukocha (hermosa laguna con peces dorados). Hoy es un tradicional y pintoresco balneario, parada obligatoria para los turistas que visitan la ciudad de Trujillo.


Pero lo que distingue especialmente a este pueblo costero, son los caballitos de totora. Uno de los símbolos identitarios de la costa norte del Perú es la ancestral embarcación marina conocida como "caballito de totora", La materia prima de estas balsas es la totora (Scirpus californicus) que crece de manera natural a más de 2 mil metros sobre el nivel del mar, y llegan a tener de tres a cuatro metros de alto.


En época de los Chimú fue cultivada en el entorno de la ciudadela de Chan Chan en lagunas artificiales llamadas wachaques. Desde entonces Huanchaco se convirtió en la más importante caleta de pescadores a caballito de totora que abastecieron de pescado a los poblados aledaños.
La técnica de elaboración se ha transmitido de generación en generación. Consiste en cortar los tallos de totora y remojarlos en agua para evitar que se quiebren, luego se dejan secar al sol para proceder a juntarlos en dos cuerpos curvados que se atan con sogas del mismo junco o modernamente con cordeles sintéticos "piola".
Finalmente, se le da la forma adecuada mediante el recortado. La zona más ancha es la popa que presenta una cavidad destinada a depositar la pesca o los alimentos y los aparejos del pescador, mientras que la proa es estrecha y curva. El caballito mide entre 3 a 4 metros y pesa estando seco aproximadamente 40 kilos.
Complementa a la balsa un remo hecho por lo general de caña de Guayaquil partida a lo largo.
Los caballitos de totora no suelen durar más de un mes por el tipo de material y el desgaste en el uso, motivo por el cual se renuevan cada cierto tiempo. Los encargados de esa labor son dos hombres expertos quienes tardan 30 minutos en armar un caballito.

Una escena cotidiana en Huanchaco desde la época pre-inca es la faena de los pescadores sobre sus caballitos en posición de rodillas o con las piernas hacia delante que luego de la jornada de pesca llevan sus balsas sobre el hombro y las colocan en hileras sobre la arena con las proas mirando al cielo.

El caballito de totora ha sido declarado Patrimonio Cultural de la Nación Peruana por ser expresión de la cultura viva del litoral del norte peruano.

Se pueden ver videos de los caballitos de totora en : http://www.huanchacovivo.com/Huanchacohistorico.html

Pudimos darnos un buen baño en las playas de Huanchaco, las olas venían fuertes y comprobamos que era un buen lugar para la práctica del surfing. De hecho, algunas teorías indican que fue en Huanchaco, uno de los primeros lugares en hacer surfing sobre las olas.

Nos fuimos a comer y tuvimos la suerte de probar el ceviche, "... entre los platos típicos de la región destaca el Cebiche compuesto principalmente por filete de pescado cortado en trozos cocido con limón, cebolla y ají limo. ", mariscos y jugos (zumos) de frutas tropicales.
Por la tarde, paseo por la playa, viendo las evoluciones de los pescadores sobre los caballitos de totora y magnífica puesta de sol.

No hay comentarios: