19 jul. 2012

BIELORRUSIA, la Rusia blanca.

Bielorrusia es un país situado al este de Europa, que limita al norte y al este con Rusia, al noroeste con Letonia y Lituana, al oeste con Polonia y al sur con Ucrania. Es un país interior que no posee costa.
Todo su territorio es una llanura baja con una altura media de 160 metros sobre el nivel del mar. Su punto más elevado, Dzyarzhynskaya Hara, no sobrepasa los 350 metros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Conocida como la Rusia Blanca, Bielorrusia, república de amplias llanuras, bosques frondosos que cubren más de una tercera parte del país y más de 10 mil lagos, supone un destino turístico intrigante para emprender un viaje. 207 mil kilómetros cuadrados y 10 millones de habitantes, mantienen su misterio porque ha permanecido inexplorada y ensimismada en su caparazón desde la caída del comunismo. Es uno de los pocos países de la antigua Unión Soviética donde las estatuas de Lenin siguen en pie y todavía se utilizan los servicios de la KGB.  

   Bandera de Bielorrusia         File:Coat of arms of Belarus.svg

En su historia, hasta 1918 no se constituyó como un Estado independiente, justo después de la revolución de los bolcheviques. En enero de 1919 se proclamó la República Socialista Soviética de Bielorrusia, que entró a formar parte de la URSS en diciembre de 1922. La independencia de Bielorrusia llegó en 1991, tras la caída de la Unión Soviética. Después pasó a formar parte de la CEI (Comunidad de Estados Independientes), que fue creada en Minsk el 8 de diciembre de  1991.

En economía, la mayor parte del país sigue siendo controlada por el Estado, que ha sido descrito como "de estilo soviético.  El país depende de las importaciones como el petróleo de Rusia. Posee importantes productos agrícolas como lo son la patata y los subproductos animales, incluidos los de la carne y cueros. A partir de 1994, la mayoría de las exportaciones de Bielorrusia fueron la maquinaria pesada (especialmente tractores), los productos agrícolas, y los productos energéticos. 

La gastronomía tiene como principal receta las setas combinadas con diferentes alimentos y salsas. Algunos de los platos preparados a base de ellas son el hrybi v smtane o setas en salsa agria, el hribnoy sup o sopa de cebolla y setas, o kotleta porkrestyansky, que consiste en cerdo con salsa de setas. Otros ingredientes omnipresentes en la cocina bielorrusa son el ajo y el pescado, que es de gran calidad.
Al tratarse de un país especialmente dedicado a la agricultura y a la ganadería, hay una gran variedad de productos alimenticios que se combinan y dan lugar a diferentes platos de carne que acompañados con verduras harán las delicias del visitante: consomé de carne con verduras, cordero con col, etc. La bebida nacional es el kvas, hecho de malta, azúcar, menta y frutas.

En patrimonio cultural tiene cuatro sitios considerados de la Humanidad por la Unesco: el Castillo de Mir, el Castillo de Nesvizh, el Bosque de Białowieża (compartido con Polonia), y el Arco Geodésico de Struve (compartido con otros nueve países).

Cuando viaje a la ex-Unión Soviética en 1991, pasé por Bielorrusia, que era una república soviética, visitando Minsk, la capital, Brest, Soligorsk y Kathyn.

Una visita a Bielorrusia, en especial a Minsk es ideal para quienes están interesados en la historia o fascinados por el modo de vida socialista o también para aquellos que sólo quieran experimentar algo diferente fuera de la habitual ruta turística europea.

+ INFO: http://www.mundodeviajes101.com/europa/bielorrusia-minsk/

No hay comentarios: