20 ene. 2013

TRIPOLI, la ciudad dulce.

Situada a 86 km al norte de Beirut, Trípoli se erige como la segunda metrópoli de Líbano en número de habitantes, además de constituir el principal puerto y centro comercial del norte del país. Si bien es más moderna que el resto de poblaciones libanesas, su atractivo reside en su historia medieval y la arquitectura mameluca.

Esta urbe sobrevivió a la guerra civil en mejor estado que la mayoría de ciudades de la nación, y aún conserva el encanto árabe, con sus callejones estrechos, sus zocos, un ritmo de vida apacible y gente amistosa. Trípoli es famosa, igualmente, por ser la capital dulce de Líbano, y un viaje a este municipio restaría incompleto sin una visita a uno de sus comercios de pegajosos y suculentos dulces.

La urbe cuenta con dos zonas principales: Al-Mina(zona portuaria), que se adentra en el mar; y la ciudad propiamente dicha. En el centro se sitúa Sahet et-Tall, una gran plaza donde el viajero encontrará la estación de autobuses, alojamientos y restaurantes.

 

La ciudad antigua se extiende hacia el Este y forma un laberinto de callejones estrechos, animados zocos, baños turcos o hammams, khans, mezquitas y madrazas (escuelas de teología). En este bullicioso enclave, los artesanos trabajan de la misma forma que desde el siglo XIV. Esta localización posee igualmente bellas muestras de arquitectura mameluca, entre las que se cuentan la mezquita Taynal, del siglo XIV, la madraza Qartawiyya y el intrincado mihrab (nicho) de la mezquita y madraza Burtasiya. 

Originalmente construida por los cruzados en 1103, la ciudadela de Saint-Gilles domina Trípoli. Gravemente dañada por el fuego en el siglo XIII, fue parcialmente reconstruida en el XIV, y desde entonces ha sido modificada en diversas ocasiones, pero mantiene su esplendor original. En al-Mina, merece la pena visitar la torre del León, único ejemplo que se conserva de un grupo de estructuras construidas por los mamelucos para defender la ciudad.

 

Tripoli

Trípoli. Guarda interesantes lugares en su casco antiguo que datan de la época de los mamelucos. La mezquita Taynal, construida en 1336, es un magnífico ejemplo de arquitectura islámica; la escuela coránica de Al-Qartawiya, que data de 1316, con su fachada decorada en blanco y negro y la mezquita de Al-Burtasiya, son sólo algunos de los ejemplos más significativos. Los cruzados también dejaron su huella en esta metrópoli en la ciudadela de St.-Gilles así como los mamelucos de cuya época data la Torre del León, único ejemplo superviviente de los múltiples torreones defensivos que se alineaban a lo largo de la costa.

Trípoli, la segunda ciudad de Líbano, es uno de los frentes de la crisis siria. Los roces entre la gran mayoría suní y la minoría alauí forman parte de la historia reciente de Trípoli, pero ahora amenazan con convertirse en un foco de infección. Siria ha sido una fuerza dominante en la política libanesa desde la fundación de ambos países. “Existe el riesgo de que en cuestión de semanas el conflicto cruce la frontera y Líbano se hunda de nuevo en la guerra civil”, afirma un diplomático europeo en Beirut.

Así que ahora mismo (Enero 2013) el ministerio de exteriores español desaconseja viajar a Trípoli y a la zona fronteriza del norte de Líbano, por el conflicto interno sirio.

Habrá que esperar a que se solucionen las cosas para visitar esta hermosa ciudad.

+ INFO: http://www.ellibano.es/p6281_tripoli.aspx

 

No hay comentarios: