24 sept. 2008

EXPLORANDO BALI. Agosto 2008.


En nuestro segundo día en Bali, nos dedicamos a recorrer esta preciosa isla, explorando alguna de sus muchas interioridades. Con nuestro chófer-guía, que habíamos viajado el día anterior, nos dirigimos a Bedugul.
En la región montañosa del centro-norte de la isla de Bali, rodeado de lagos y montañas, se encuentra el pueblo de Bedugul, un destino muy visitado por los turistas que desde todo el mundo llegan hasta esta paradisíaca isla indonesa.
En las proximidades de Bedugul, ocupando el fondo de un cráter, se encuentra el lago Bratan, ubicado a 1.200 metros sobre el nivel del mar. Junto al mismo, casi sobre él, ha sido erigido el Templo Ulun Danu (Pura Ulu Danau), dedicado a Dewi Danau, la diosa de las aguas.

El colorido mercado de flores, verduras, frutas y especias tropicales de Bedugul es otro atractivo de este poblado montañés. También, visitamos un jardín botánico, con templetes y especies árboreas de toda la isla.

Dejamos el norte y vamos hacia el centro de Bali. Llegamos a Klungkung, que históricamente fue una de las ciudades más importantes de Bali, siendo la antigua capital real de la isla, hoy es un nudo de comunicaciones importantes en los caminos de Besakit, Pandaibai, etc. La ciudad actual es una ciudad comercial en la que se centra el comercio de los alrededores, sus calles siempre están llenas de gente y su mercado es el más importante de la zona, pero enfocado al consumo local y no al turístico.
De su historia aún quedan algunos monumentos:.- El palacio de justicia, data el siglo XVIII, y realmente no es un edificio sino un pabellón al aire libre en el que se impartía justicia en la época, los frescos del techo, con un estilo de pintura propio y perfectamente restaurados, son su gran atractivo. No os perdáis las escenas referidas a los "terrores" que los malos encontrarán en el infierno, algunos son de una imaginación total.
.- El palacio flotante: justo al lado del anterior, reciben el nombre de flotantes este tipo de construcciones por estar rodeadas de un pequeño lago o canal lleno de nenúfares, sitio tranquilo y muy agradable.

Klungkung fue en tiempos la capital de un antiguo reino, y se desarrolló como un importante centro cultural. Hoy guarda uno de los grandes tesoros artísticos de Bali, el Semara Pura. Dentro del recinto de este palacio, admira los techos de los edificios llamados Bale Kambang y Kertha Gosa, que están completamente cubiertos por pinturas del estilo wayang. Este es el verdadero estilo tradicional de pintura balinesa, y se llama así porque sus figuras son esencialmente iguales a las del teatro de marionetas wayang. Es una verdadera Capilla Sixtina del arte balinés en la que verás historias del Mahabharata, además de todo tipo de aventuras legendarias.

Por el camino, paramos a ver una ceremonia religiosa, de las que se celebran a diario. Los habitantes de la aldea nos recibieron hospitalariamente, nos ofrecían frutas y nos invitaban a participar en sus ritos.
Más tarde, le pedimos a nuestro chófer-guía si era posible visitar una casa normal balinesa, a lo que accedió gustosamente. Pudimos acceder, la familia que allí vivía, nos franqueó la entrada y nos enseñaron las distintas dependencias, la cocina, los dormitorios, los cuartos para visitas de los familiares, huéspedes, altar para los dioses, etc. Fue una grata experiencia.
Vimos más arrozales y nos fuimos a comer. Por la tarde, regresamos a Ubud y le dedicamos un tiempo a las compras.

Al anochecer, fuimos a ver un espectáculos de marionetas wayang: La marioneta del teatro de sombras, lisa y de cuero (wayang kulit), cuya silueta es proyectada en sombra chinesca en una pantalla. El dalang (maestro marionetista) manipula cuidadosamente los brazos mediante unas varillas muy finas fijadas en las marionetas. Para reforzar el efecto dramático, los cantantes y los músicos interpretan melodías complejas acompañándose de instrumentos de bronce y de gamelan (tambores).

Fuimos a cenar al Bebek Bengil restaurante y probamos el pato ahumado, que no estaba nada mal.

Al día siguiente, nos íbamos a la islas de Flores y Komodo, pero esa es otra historia.

No hay comentarios: