24 nov. 2011

CABO POLONIO, dunas junto al mar.

Se trata de uno de los grandes atractivos turísticos de la costa de Uruguay. El Cabo Polonio es una formación rocosa que se introduce en el mar, rodeada de dos hermosas playas; al noreste " La Calavera " y al sur la " Ensenada " o " Playa Sur ".
La prolongación rocosa hacia el mar conforma el conjunto de islas llamadas de Torres, que constituyen una de las reservas mundiales más importantes de lobos marinos.
Su nombre se lo debe al galeón español que encalló en esas costas por diciembre de 1735.

El poblado se formó originalmente por caseríos de pescadores Dunas - Cabo Polonio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La zona contiene extensos arenales en forma de enormes dunas, que a través de la acción de los vientos van modificando su forma y lugar como si tuvieran vida propia, siendo por tanto uno de los complejos de dunas más importantes del país y del continente.

Fue declarado de interés nacional y Monumento Nacional a su sistema de dunas.
Desde sus alturas se contemplan panoramas inigualables.-
El Faro fue una necesidad debido a los constantes naufragios producidos en la zona. Es así que su construcción data del año 1881, y hoy su ascenso es uno de las actividades recreativas tradicionales del Polonio.

Los amantes de la pesca y de los mariscos se ven beneficiados por las bondades de este lugar.  También es propicio para el buceo. No podemos olvidarnos del espectáculo de su atardecer y de la llegada de las barcas de los pescadores artesanales, quienes además podrán surtirnos de pescados y mariscos frescos, que harán la delicia de nuestro paladar.
Para llegar se accede por vehículos 4x4 o carros de caballos, que parten del km. 264 de la Ruta 10 por un único camino autorizado.

En el nordeste del país, más precisamente, en el departamento de Rocha, Cabo Polonio es un paraíso por la tranquilidad de sus playas y la sutileza de sus construcciones. Desde hace años, es uno de los balnearios más elegidos por quienes quieren descansar.

Una de sus particulares características es que la mayoría de sus viviendas no tiene energía eléctrica ni agua corriente, por lo que los ritmos y tareas de sus habitantes son marcados por la luz solar; de sol a sol, podría decirse.

Sus hermosas, anchas y cálidas playas durante el día y la presencia del faro, junto a los puestos de artesanías locales, hacen del lugar un sitio perfecto para pasar el día. Por la noche, el pequeño pueblo se viste de velas y faroles, que muestran su luz hasta el comienzo de la madrugada. Sin luz eléctrica ni agua corriente, pero con un paisaje único, Cabo Polonio es uno de esos sitios en el mundo que encanta y relaja a todo aquel que elige visitarlo.

+ INFO: http://elviajero.elpais.com/articulo/viajes/refugio/Jorge/Drexler/elpviavia/20061118elpviavje_4/Tes

No hay comentarios: