30 nov. 2011

FIORDOS DEL OESTE Y PARQUE NACIONAL HORNBJARG, el Finisterre de Europa.

Los Fiordos del Oeste se asemejan a las tierras altas del interior en las grandes zonas deshabitadas. Considerados durante años un mundo aparte, posee majestuosas montañas, millones de aves y características peculiares que complementan la sensación de “oír perfectamente” el silencio de la naturaleza en su máxima expresión.

Es en los Fiordos del Oeste donde el tiempo trascurre con lentitud y la naturaleza avanza con fuerza. Son tierras con gran tradición de brujería, quizás por ser antiguamente una región bastante aislada que proporcionaba el ambiente idóneo para todo tipo de leyendas y tradiciones, que hoy día se recogen en interesantes museos.
Cabe destacar Ísafjörur como el pueblo referencia de la zona,  como punto de salida y llegada hacia enclaves de interés como los mismos fiordos o la isla de Vigur.
Junto a los anteriores, encontramos el Parque Nacional de Hornbjarg. Este Parque Nacional posee toda una muestra en variedad de vegetación resistente y llamativa.
No nos podemos olvidar de los maravillosos acantilados verticales como el llamado Látrabjarg con cerca de 450 metros, llamado el Finisterre europeo, por ser el punto más septentrional del continente o el acantilado Hornbjarg que llega a 535 metros. Un espectáculo natural difícil de olvidar y de obligada visita. Para terminar, entre las muchas opciones que la naturaleza nos ofrece, con el salto de agua de Dynjandi y su sorprendente unión entre roca y agua.

Compuestos por una serie de penínsulas, conforman hoy día menos de un octavo de la superficie de Islandia. Sin embargo, esta perfilada estructura tan peculiar confiere que su línea de costa sea más de la mitad de toda la costa del país. Los Fiordos del Oeste, son la región más salvaje y menos poblada del país, a excepción del centro. Su acantilados verticales como el Látrabjarg (444 m.) —el “Finisterre” de Europa— y el Hornbjarg (534 m.) son impresionantes.
A visitar:

  • La ciudad de Ísafjörður, ubicada en un fiordo, es el punto de partida para excursiones increíbles; desde aquí se puede caminar, ir en kayak (la canoa de los esquimales) o en barco de motor.
  • Dentro de los Fiordos del Oeste hay una serie de parajes, muy recomendables:
    • Látrabjarg (444 m.) y el Hornbjarg (534 m.) con sus espectaculares acantilados.
  • El salto de Dynjandi cuyas aguas se deslizan por el flanco de la montaña.
  • Isla de Vigur, pequeña isla anclada en el pasado, cuyos habitantes viven de la pesca. Cada verano unos 1.500 turistas llegan a la isla desde ferris desde Isafjordur.

En general, en esta zona hay que deleitarse con las orillas de los fiordos, con exuberante vegetación y paisajes únicos.

Sin duda, un lugar hermoso para aventurarse y disfrutar del movimiento de la naturaleza, sin olvidar a sus amables gentes.

+ INFO: http://www.westfjords.is/media/PDF/WestfjordsOfIcelandGuide2011.pdf

Guía turística de los Fiordos del Oeste (en inglés)

 

 

No hay comentarios: